El movimiento YO NO PAGO llega desde Grecia


La ciudadanía griega ha llegado a un punto de desesperación ante el robo y abuso cometido por las autoridades democráticascontra la población, fruto de esta malintencionada y prefabricada crisis mundial, que no les queda más remedio que sacarse las castañas del fuego por sí mismos, puesto que ha quedado más que patente en todo el planeta que los falsos gobiernos democráticos en los que vivimos sólo sirven para robar y esquilmar a los trabajadores.

De esta manera, el valiente y desesperado pueblo griego ha comenzado a unirse para buscar soluciones a la crisis, esa misma crisis que ya está sobrevolando el cadáver económico que es toda España hasta que llegue el momento de la planeada bancarrota total. Después, quizás su país sea el siguiente.

Aunque a Vd. todavía no le haya llegado todavía de lleno la crisis, no se moleste en esperar ninguna solución de uno de los actuales gobiernos de turno, porque no la habrá por su parte.

NO TENGA DUDA de que el ave carroñera de la crisis llegará a su puerta con toda su fuerza si Vd. sigue impasible y pusilánime esperando que alguien le arregle las cosas. Quizás debería ir ya reflexionando sobre la siguiente frase:

El hombre se convierte en lo que el cree de él mismo. Si yo me mantengo diciendo a mi mismo que no puedo hacer cierta cosa, es muy probable que termine convirtiéndome en un incapaz de hacerlo. De forma contraria, si yo tengo la creencia de que yo puedo hacerlo, yo seguramente voy a adquirir la capacidad de hacerlo inclusive si yo no pude hacerlo en el principio.

Tras el gran éxito en Grecia, el movimiento YO NO PAGO, PORQUE NO TENGO DINERO, es importado al estado español, en forma de insurrección económica ante los recortes sociales que se nos vienen encima. Una encuesta señala que más del 56% de los griegos aprueba esta forma de protesta, frente al 39% que no la apoya.

El movimiento YO NO PAGO, que se ha empezado a organizar en la red social Facebook, a través de la página www.facebook.com/yonopago, tiene como intención seguir los pasos del mismo movimiento ya existente en Grecia y que ha gozado de gran éxito y aceptación entre su población.

Den Plirono (Yo no pago) es un grupo que surgió el año pasado a raíz de subir el precio del transporte un 40% en Grecia, y que organiza sus acciones en Internet a través de redes sociales. Su campo de acción son el metro, las estaciones, lasautopistas… donde bloquean las máquinas de pago ante la permisividad de los empleados.

Se impone la acción directa y la desobediencia civil en el país heleno… a ver lo que tardamos en España en actuar (el PPSOE hace todo lo posible por fomentar iniciativas como ésta). Además de los “Yo no pago”, empiezan a proliferar comedores populares, bancos del tiempo, tiendas de trueque, gente que “trampea” la luz, etc etc… ingenio y picaresca griega para pasar el trago…

Para millones de griegos que no llegan a fin de mes debe de ser una satisfacción estar en la cola de la autopista y que unos chalados levanten la barrera para que todo el mundo pase gratis. Son el grupo ¡Yo no pago! (Den Plirono), una de las últimas e imaginativas respuestas a la crisis en Grecia . Surgieron el año pasado a raíz de la brutal subida del 40% en el precio del transporte.

Se organizan por Internet y convocan acciones festivas en el metro, las estaciones o las autopistas.

En el caso de las autopistas, cada vez son más los ciudadanos que deciden levantar las barreras del peaje, a pesar de la presencia de vigilantes. El fenómeno se ha extendido tanto que el Gobierno quiere endurecer las multas hasta los 200 euros.

Hace un mes Apostlos Gletsos, el alcalde de la localidad de Stilidas (Grecia Central), afectada por un caro peaje y sin ruta alternativa para ir a los pueblos del entorno, derribó con una excavadora el puesto de peaje. Fue detenido y tras ser puesto en libertad sus paisanos lo recibieron como un héroe.

Algunos analistas, como el columnista griego Yorgos Kitsos, han aprovechado este movimiento para criticar a las empresas concesionarias, ya que entre además del derecho a cobrar peaje recibieron del Estado entre el 50 y el 80% del dinero de las obras para construir las autopistas.

Las empresas concesionarias han declarado a los medios que el peaje es esencial para financiar las obras y ponen como ejemplo que en la autopista entre Atenas y el puerto de Patras -de 200 kilómetros- más de un millón de conductores se han negado a pagar en los últimos dos años, lo que equivale a pérdidas de 100 millones de euros.

YO NO PAGO en facebook

Fuente: Tegnoblog

No hay comentarios:

Publicar un comentario