Equo rechaza la reforma constitucional planteada por el gobierno y reclama un referéndum



Equo ha expresado su sorpresa y disconformidad por el acuerdo al que llegaron ayer PSOE y PP y que supondrá la primera reforma de la Constitución en 19 años.

A juicio de Equo “hay muchos motivos para reformar la Constitución, uno de ellos podría ser cambiar la Ley electoral, pero el establecer un techo al déficit no nos parece ni urgente ni adecuado ya que en el fondo es una medida que podría limitar lo que el Estado invierte en Sanidad o en Educación”.

Equo considera además que estamos de nuevo ante una iniciativa cuyo objetivo fundamental es “calmar a los mercados” y se pregunta hasta cuándo se van a seguir tomando medidas cuya finalidad es contentar a los especuladores. Para Equo ha llegado el momento de apostar de forma seria por un nuevo modelo social y económico y no seguir profundizando en uno que se ha demostrado socialmente injusto e insostenible.

En este sentido, Equo entiende que hay otras medidas alternativas, muchas de ellas planteadas por el Partido Verde Europeo, para frenar el endeudamiento sin afectar aún más a la mayoría de la población y que tienen que ver, sobre todo, con una reforma de la fiscalidad para que hacerla más progresiva, de tal forma que se graven más las rentas de capital.

Entre estas medidas está la creación de nuevos impuestos indirectos que graven las transacciones financieras y los balances de las entidades financieras (gravamen bancario).y la eliminación de las subvenciones destructivas para el medio ambiente.

También, es necesario la aplicación de un impuesto sobre el carbono para que el precio de los combustibles fósiles se aproxime a su coste social, de modo que se racionalicen los precios relativos de las energías fósiles y renovables y se avance hacia la sostenibilidad fiscal.

Con respecto a la tributación de los beneficios de las empresas, Equo considera que la UE necesita una base impositiva común consolidada a escala europea; y que se garantice una mayor coordinación de los impuestos de sociedades de los Estados miembros de la Unión, incluido el establecimiento de un tipo impositivo mínimo con una «opción corredor» a medio plazo.

Además para Equo es fundamental que se intensifique la lucha contra el fraude fiscal y la evasión de impuestos y que se actúe de forma efectiva contra los paraísos fiscales. Solo es necesario voluntad política para hacerlo.

Además, e independientemente del fondo de la reforma, Equo critica que una medida de esta importancia se tome de forma “express”, sin apenas debate y sin que la ciudadanía sea consciente de lo que realmente se está decidiendo y cómo puede afectar a su futuro.

Por ello Equo reclama la convocatoria de un referéndum sobre esta reforma constitucional, que permitiría que se debatiera a fondo el asunto y posteriormente se tomara una decisión en la que participaron los ciudadanos.

Para Equo estos acuerdos “desde arriba” debilitan el Estado de derecho y evidencian una vez más que en las cuestiones de “fondo” los grandes partidos no son muy distintos y consiguen llegar a rápidos acuerdos, como ocurrió también en la reforma de la ley electoral para limitar el acceso a las elecciones de nuevos partidos.

Equo recuerda además a Rodríguez Zapatero que ha vuelto a traicionar a su electorado, y que no era esta la reforma que prometió en su olvidado programa electoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario